Ante todo para elegir un parque de juegos para bebés, si bien puedes escoger los modelos clásicos que logran medir hasta 1 metro o aquellos que funcionan con barreras, debes tener en cuenta cuales son los que se adaptan mejor a tu casa y al espacio que tienes destinado para él. En muchos casos también debes considerar que tu pequeño ira creciendo y necesitará cada vez mayor.
La mayoría suelen contar con cambiador para facilitar esa repetitiva tarea de los primeros meses y poder acostar al bebe cómodamente cuando está limpio, sin necesidad de cambiarle de habitación para acostarlo, además de un practico organizador para los pañales, cremas, toallitas, sus cómodas ruedas delanteras ayudaran a desplazarlo en el caso de que sea necesario, podemos encontrar también cunas para bebes portátiles, con una cómoda funda para poder transportarla a cualquier parte ya sea para viajar, recogerla…
Los padres que llevan a sus hijos a un parque infantil público lo hacen concientes de su valor. Sin embargo, muchos detalles referentes a las instalaciones del parque no les llaman mucho la atención. Nos referimos a algunos aspectos importantes como la seguridad, la calidad y la conservación de los aparatos, la limpieza, así como el estado del área que rodea al parque. Las zonas públicas de juego infantil no son tan seguras como se piensa. En el año 1998, el 4% de los accidentes registrados en España se produjeron en áreas de esparcimiento y ocio, en actividades lúdicas. Por esta razón, no se puede quitar el ojo a los niños. Esa también es una medida de seguridad.
×