Los padres que llevan a sus hijos a un parque infantil público lo hacen concientes de su valor. Sin embargo, muchos detalles referentes a las instalaciones del parque no les llaman mucho la atención. Nos referimos a algunos aspectos importantes como la seguridad, la calidad y la conservación de los aparatos, la limpieza, así como el estado del área que rodea al parque. Las zonas públicas de juego infantil no son tan seguras como se piensa. En el año 1998, el 4% de los accidentes registrados en España se produjeron en áreas de esparcimiento y ocio, en actividades lúdicas. Por esta razón, no se puede quitar el ojo a los niños. Esa también es una medida de seguridad.
×